Para qué sirve un test de intolerancia alimentaria

¿Para qué sirve un test de intolerancia alimentaria?

En las siguientes líneas abordaremos una cuestión especialmente importante y directamente relacionada con las causas que producen la intolerancia alimentaria. Y es que, dependiendo del origen, habremos de someternos a una prueba u otra. ¿Cuántos tipos de pruebas existen y para qué sirve un test de intolerancia alimentaria? A continuación, nuestros especialistas en análisis clínico ofrecen algunas claves.  

No todos los test sirven

A fin de responder para qué sirve un test de intolerancia alimentaria, en términos generales diremos que esta prueba está dirigida a confirmar la hipersensibilidad a un alimento determinado. Entre otras cosas, los test de intolerancia alimentaria nos permite interpretar las molestias físicas para posteriormente diseñar el tratamiento adecuado y evitar el desarrollo de nuevas intolerancias de cara al futuro. En otras palabras: no todos los test sirven para la misma afección, de igual modo que muchas pruebas no son fiables para determinar la intolerancia, como pueden ser los vega test, una biorresonancia, la prueba de sarm o el test de histaminosis. 

Tengamos en cuenta que un diagnóstico erróneo o poco fiable no nos va a permitir planificar el tratamiento correcto. Al fin y al cabo, y aunque es obvio, no es lo mismo la intolerancia a la lactosa, donde los test que se utilizan se basan en la prueba de aliento, que el celiaquismo, para cuya determinación se utilizan análisis de sangre. 

Asimismo, un falso diagnóstico puede dar lugar a restricciones dietéticas que causen malnutrición.

¿Cuáles son las pruebas más fiables?

Ahora que ya te haces una idea sobre para qué sirve un test de intolerancia alimentaria, conviene que sepas qué métodos son más fiables. Entre otros, puedes encontrar determinados test adecuados para detectar alergias, como  el prick test, la determinación sérica de IgE específica o los test de exposición controlada. 

No obstante, existen otro tipo de pruebas que diagnostican intolerancias, como el test de hidrógeno espirado, que tiene diferentes grados de sensibilidad y especificidad y es útil para estudiar diversas intolerancias (lactosa, fructosa, sobrecrecimiento bacteriano, sacarosa, etc.).  

¿Quieres saber con seguridad si padeces intolerancia a algún alimento?  Ponte en manos de Mylab, donde nuestros especialistas cuentan con la experiencia, medios y conocimientos necesarios para realizar un diagnóstico acertado.